Barbados

Vivir en Barbados

Iyna Bort Caruso

Barbados es conocido tanto por su cultura de servicio de excelencia como por sus playas de blancas arenas.

La vida es un placer en esta ex colonia británica. La fusión anglo-caribeña se refleja en dos pasiones locales: el cricket y el "Crop Over", una suerte de carnaval con el que se celebra el fin de la cosecha anual de caña de azúcar.

Barbados atrae por su cultura, su historia y su naturaleza. Este estado nación de solo 21 millas de longitud goza de un clima templado con sol y brisas frescas durante todo el año. Aunque está densamente poblado, ofrece numerosas playas inmaculadas y apacibles que atraen a turistas de todas partes del mundo, en especial del Reino Unido por sus lazos históricos con la isla. Se trata de turistas de alto vuelo que desean hacer realidad su fantasía de vivir como barbadeños, pero con amenidades de tipo resort.

La estabilidad política y una sólida infraestructura vial, de atención médica y de comunicaciones han impulsado el mercado de propiedades vacacionales de Barbados. El gobierno no impone restricción alguna a los compradores de otros países, quienes tienen la posibilidad de elegir de entre u na amplia gama de estilos: villas frente al mar, mansiones de tipo plantación y residencias modernas con reminiscencias del legado arquitectónico de la isla.

Barbados está dividida en 11 distritos administrativos o "parroquiales". La apacible costa austral tiene auténtico sabor local, mientras que la costa este es un lugar de escarpada belleza y playas ideales para practicar surf. El norte se caracteriza por sus imponentes peñascos de arenisca y coral que emergen del mar.

Bridgetown, la ciudad capital, está situada en el sudoeste de Barbados. Desde allí, las prestigiosas propiedades concentradas a lo largo de la costa oeste están a menos de 20 minutos de distancia. Otrora conocida como la Costa Dorada, se la llamó así por el influjo de multimillonarios internacionales. En la actualidad se la conoce como la Costa de Platino, y es un tramo que ha sido urbanizado con sensibilidad para proteger el medio ambiente. Los complejos con villas palaciegas atraen a personas de alto nivel de ingresos - incluida la realeza - con su elegante servicio Concierge 5 estrellas, ejemplo de lo mejor de Barbados en materia de estilo de vida.