Belice

América Central, mentalidad caribeña

Iyna Bort Caruso

Belice es un país forjado por fuerzas opuestas.

Diminuto por su superficie terrestre de solo 8.867 millas cuadradas (22.966 km2), tiene sin embargo una de las más bajas densidades de población del hemisferio occidental y uno de los ecosistemas más diversos del mundo. Esos dos hechos por sí solos permiten emprender grandes aventuras con todo el espacio que se necesita. Los pobladores locales jamás se pelean por un lugar en la playa.

Algunas de las maravillas naturales que realza el agradable clima tropical son las selvas y el segundo mayor arrecife de coral del mundo. Los residentes también están orgullosos de sus bien preservadas ruinas mayas, a las que se puede acceder con bastante facilidad.

La nación centroamericana bordeada por el mar Caribe es desde 1981 miembro independiente de la Mancomunidad Británica de Naciones, y su ordenamiento jurídico se basa en el derecho consuetudinario o common law británico. El inglés es la lengua oficial del país, lo cual facilita la vida a la importante colonia de estadounidenses y canadienses que residen allí, muchos de ellos retirados. El país se ubicó en los primeros puestos en materia de Indice Anual Global de Retiro 2014 de la revista International Living por factores tales como las propiedades, el costo de vida y la atención médica. Los jubilados tienen otro incentivo: la ley Qualified Retired Persons Incentive Act. Aquellas personas que cumplen determinados requisitos de edad e ingresos se benefician de una serie de exoneraciones impositivas.

Se pueden encontrar propiedades frente al mar ya sea en tierra firme o en un pequeño archipiélago ubicado a cierta distancia de la costa. Para los estándares caribeños, los compradores consideran que los valores de las propiedades de Belice son atractivos.

La península de Placencia , situada en la costa austral, a poco tiempo de vuelo de Belize City, es uno de los destinos más exclusivos del país en materia de residencias de estilo caribeño y terrenos junto a la playa para construir. Las playas son su principal atractivo, ya que se extienden a lo largo de más de 12 millas y a menudo son destacadas como las mejores del país. Ambergris Caye es la isla más extensa de Belice. Sus propiedades son cada vez más demandadas. Las villas independientes y los condominios administrados por personal que reside en el propio lugar atraen a quienes buscan un estilo de vida distendido, con todo solucionado. En la isla hay una pequeña ciudad, San Pedro, y los carros de golf son el principal medio de transporte.

¿Y para los compradores que piensan y sueñan en grande? Su máxima aspiración es poseer una isla privada en Belice.