República Dominicana

Valor en el Caribe

Iyna Bort Caruso

La República Dominicana ostenta el título de líder del mercado de turismo del Caribe, según la Actualización del Mercado del Caribe del cuarto trimestre de 2013 de Integra Realty Resource, consultora especializada en valuación inmobiliaria. Se trata de un país que actúa como puerta de entrada mundial con ocho aeropuertos internacionales y servicio de transporte aéreo en expansión desde muchas importantes ciudades de Estados Unidos. Miami está a dos horas de vuelo, lo cual hace sumamente deseable poseer propiedades en la República Dominicana.

Esta ocupa las dos terceras partes de la isla La Española, limitando al oeste con Haití. Más del 10% del país se ha destinado a parques nacionales y reservas ecológicas.

No es secreto para quienes practican el deporte que es uno de los principales destinos de golf del Caribe y de toda Latinoamérica, ya que cuenta con alrededor de 25 campos de golf. Sus mil millas de costa la convierten en escenario de deportes acuáticos, en especial kiteboarding y windsurf.

La República Dominicana es uno de los países más accesibles en materia de propiedades. Aquí el inversor extranjero es bienvenido. Los no residentes pueden adquirir propiedades caribeñas sin ninguna clase de restricciones. En la planificación de la urbanización se tiende cada vez más a priorizar la sostenibilidad y la preservación de la belleza natural del país.

Las inversiones rinden, y es por ello que atraen a jubilados y a quienes desean adquirir propiedades de vacaciones. Si bien la mayoría de los compradores extranjeros son norteamericanos, muchos europeos, en especial franceses e italianos, también han establecido pequeñas colonias aquí.

Se construye para impresionar, desde mansiones con casino subterráneo a villas palaciegas con jacuzzi junto al acantilado. Las comunidades amigables con el medio ambiente se planifican con amenities de tipo resort. Muchas de estas son administradas por gerentes que residen allí, lo cual da a aquellos propietarios que lo deseen la posibilidad de alquilar sus unidades para compensar los gastos de mantenimiento.

Santo Domingo, la capital, es la mayor ciudad del país, la ciudad del merengue y los cigarros finos. En su casco histórico, Patrimonio Mundial de UNESCO, se encuentran la catedral, el castillo y el monasterio más antiguos del continente americano. Las playas de ciudades de la costa septentrional tales como Cabarete son populares entre los amantes del sol y la arena que disfrutan un lugar de bajo perfil donde realizar actividades no muy riesgosas de turismo aventura. Las ciudades de Jarabacoa y Constanza, ubicadas en el interior, son ideales como refugio de montaña. La región es llamada por los lugareños los Alpes del Caribe.

Las noches invernales pueden llegar a ser agradablemente frescas, mientras que las temperaturas durante el día permiten hacer rafting, ciclismo de montaña y cabalgatas.