Roatán, Honduras

Vivir en Roatán

Iyna Bort Caruso

Roatán, isla situada a unas 35 millas de la costa septentrional de Honduras, es lugar de siestas y deportes, tan apacible como uno desee, o bien tan llena de aventura como uno pueda animarse a enfrentar.

Tirolesa, caminatas por la selva, golf, navegación y submarinismo del más alto nivel no dejan margen para el aburrimiento.

Las zonas de buceo son internacionalmente conocidas y atraen a quienes se atreven a descubrir restos de naufragios, muros sumergidos y las maravillas submarinas del arrecife de barrera mesoamericano, el segundo mayor del mundo.

Roatán es la mayor de las Islas de la Bahía, un archipiélago formado por 8 islas y más de 60 cayos. En este lugar apartado que poco a poco va adquiriendo notoriedad hay temperaturas agradables todo el año, playas de blancas arenas y aguas de todas las tonalidades de azul.

Las culturas de los indios payas, africana, británica y española han dejado su impronta en la historia de la isla. En los últimos años, se han ido estableciendo colonias de expatriados norteamericanos de creciente dinamismo. Es por ello que se usa ampliamente el idioma inglés.

El bajo costo de vida ha hecho que Roatán figure en varias listas de mejores lugares para residir después de jubilarse. Desde el aeropuerto internacional, importantes aerolíneas ofrecen vuelos directos a muchas ciudades de los Estados Unidos. Las ciudades son pequeñas, el desarrollo inmobiliario es limitado y prácticamente no existe el mercantilismo. Se trata de un lugar donde reina la naturaleza y la vida silvestre.

Los condominios, villas, barrios privados junto a la playa y tierras para construir atraen a compradores internacionales interesados en cambiar de lugar de residencia.

La mayor ciudad es Coxen Hole, donde también se encuentran el puerto de cruceros y el aeropuerto. Hacia el este, la isla se va tornando cada vez más apacible y desierta. Algunas zonas del extremo oriental parecen totalmente vírgenes y a estas solo se puede llegar en bote, por lo cual atraen a quienes buscan privacidad. Al oeste de la isla, la aldea West End, a unos 20 minutos del aeropuerto, despliega su peculiar sofisticación. La faja de tiendas, hoteles boutique, restaurantes y bares de una milla de largo es el centro turístico y lo más cercano a una minimetrópolis que podrá encontrarse en Roatán.

Descubra propiedades residenciales de lujo en Roatán